Ella es la lluvia

Ella es la lluvia hermosa de Nueva York,

Su alegría cayendo como rocío sobre mis primeros años.

Secándome cariñosamente las lágrimas cuando los fuegos artificiales de los festivales me asustan.

Peinando mi pelo negro y largo, mientras sentaba inquieta en mi silla favorita en la cocina.

Llevándome a mis clases de bailes, escondidas en las colinas de Ithaca.

 

Ella es la lluvia tranquila del jardín,

Su fuerza cayendo como llovizna sobre mi niñez.

Reconociendo mis habilidades de liderazgo, apoyándome a ser la líder entre mis hermanos y mis amigos.

Animándome por las tardes de primavera desde las gradas en mis partidos de fútbol, sóftbol y vóleibol

Preparando una cena de arroz con pollo en salsa de mango.

 

Ella es la lluvia fervorosa en la terraza,

Su ira cayendo como chubasco sobre mi juventud.

Llevándome en contra de mi voluntad a India para conocer mis raíces.

Peleando conmigo en el salón en frente de la computadora por mi falta de habilidad para escribir y leer.

Alejándome con sus gritos, sus miradas de decepción, y insistiendo en que “puedes ser mejor.”

 

Ella es la lluvia glacial en el patio,

Su resentimiento cayendo como aguacero sobre mi adolescencia.

Escondiendo las únicas fotos de mi vida antes de mi adopción, protegiéndome de mi pasado.

Llenándome de rabia porque jamás podría cumplir sus interminables expectativas

Mirándome con desdén con sus ojos avellanos por no ser mejor.

 

Ella es la lluvia inevitable de Oneonta,

Su amor infinito cayendo como lluvia sobre mis años veinte.

Consolándome por teléfono después de días estresantes.

Llevándome a la universidad, el auto lleno de silencio, sin saber qué decirnos

Sonriendo orgullosamente en la primera fila mientras yo clamaba públicamente mi orgullo por mi familia.

 

Ella es la lluvia incomprensible y fresca de octubre,

Su amor tácito cayendo misteriosamente como niebla.

Calentando mí mano húmeda, mientras miraba gravemente a los amigos que nos rodeaban.

Abriendo por última vez sus ojos con ese último gesto inferido de “te amo” a mi padre

Dejándome prematuramente para llevar sus elegantes lluvias a desconocidos.

 

Ella es la lluvia callada y salada,

Cayendo sobre mi rostro.

Picándome con remordimiento por no chapotear en sus charcos.

Calentando mi corazón con recuerdos graciosos y preciosos de nuestra familia.

Acompañándome cada día en mis nuevas aventuras.

Recordándome que siempre será mi lluvia.

 


Dedicado a mí mamá, aficionada a la escritura de alta calidad, libros, bibliotecas, y viajes.

Kalindi Naslund is a multi-local Spanish teacher, traveler, home chef, reader, and freelance writer. She currently lives in Catalonia, Spain where she teaches students English and takes Catalan classes. While she’s not busy in the classroom teaching or learning, she explores the Catalonian region, makes frequent visits to Barcelona, and travels around Europe.